Cómo prepararse para la cirugía plástica

Ya sea que se realice un aumento mamario, una cirugía estética de abdomen u otro procedimiento de cirugía estética, la planificación y preparación cuidadosas son fundamentales para lograr resultados hermosos y exitosos. En esta entrada del blog, la clínica de cirugía estética Salus Medical Clinic comparte sus principales recomendaciones sobre cómo prepararse para el gran día y su recuperación.

Deje de fumar

Fumar es peligroso tanto para la cirugía como para el período de recuperación. Fumar constriñe los vasos sanguíneos e impide que lleven sangre a los tejidos de curación. Si usted fuma, aumenta el riesgo de complicaciones postoperatorias, tales como la mala cicatrización de las heridas y la hemorragia. Asegúrese de dejar de fumar por lo menos tres semanas antes de la cirugía.

Obtenga la nutrición adecuada

Ponga su cuerpo y su mente en plena forma para la cirugía comiendo bien. Comer una dieta bien balanceada puede estimular su sistema inmunológico y ayudar con su proceso de curación. Deshágase de los alimentos demasiado procesados que son altos en grasa y azúcar. En su lugar, opte por la proteína magra, las verduras y la fruta. También es prudente evitar el sodio, que puede aumentar la hinchazón y las molestias postoperatorias. Beber mucha agua antes y después de la cirugía también es importante, ya que ayuda a la circulación y a eliminar las toxinas del cuerpo.

Deje de tomar ciertos medicamentos y suplementos

Ciertos medicamentos y suplementos pueden dificultar su proceso de curación. Los medicamentos antiinflamatorios pueden diluir la sangre y aumentar el riesgo de sangrado durante y después de la cirugía. También pueden interferir con otros medicamentos que usted necesitará tomar después de la cirugía. Antes de su cirugía, el cirujano plástico le dará una lista completa de medicamentos y suplementos que debe evitar. Usted necesitará dejar de tomar estos medicamentos durante dos semanas antes de la cirugía.

Planee con anticipación su recuperación

Una vez que regrese a casa después del procedimiento, probablemente estará atontado por la anestesia y con poca energía. Debido a esto, es importante preparar su casa antes del día de la cirugía. Coloque almohadas mullidas en su cama (o sofá) y láminas plásticas o ropa de cama vieja sobre su cama si usted anticipa tener drenaje de líquido. Aparte ropa suelta y cómoda que sea fácil de poner y quitar. Abastézcase de alimentos saludables que sean fáciles de preparar, como sopas abundantes, así como de agua en abundancia.