Cosas que debe esperar después de su tratamiento con BOTOX

Los tratamientos con BOTOX® y Dysport (toxina botulínica) se han vuelto tan populares que se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana. La Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos informa que en 2018 se realizaron casi 7 millones de inyecciones de BOTOX®. El BOTOX® y el Dysport son neurotoxinas que debilitan el músculo y suavizan las arrugas faciales para una apariencia rejuvenecida y refrescante. El BOTOX® se inyecta en cantidades muy pequeñas y puede atacar los signos de envejecimiento de manera segura y efectiva.

Ningún tratamiento es siempre 100% libre de riesgos. Sin embargo, en manos de un cirujano plástico certificado por el consejo o de una enfermera experta en inyecciones, los resultados pueden ser muy positivos con un bajo riesgo de efectos secundarios. Además, es importante comprender que el BOTOX® y el Dysport no mejorarán todos los pliegues.

Las neurotoxinas se ocupan de las arrugas dinámicas, es decir, las arrugas que aparecen en la cara debido a la expresión y el uso. Estas incluyen las líneas del ceño (conocidas como las “11”) así como las patas de gallo. Las neurotoxinas mejoran estas líneas pero no afectan los pliegues estáticos, es decir, los que aparecen cuando la cara está relajada. Las “líneas de marioneta” o los pliegues o surcos profundos alrededor de la boca, así como las líneas del ceño profundamente grabadas, pueden requerir el uso de rellenos además de las neurotoxinas.

La clínica de medicina estética Cocoon Imagen comparte cinco cosas adicionales que se pueden esperar después de su tratamiento con BOTOX®/Dysport:

  • En general, toma 3-5 días para el Dysport y 4-6 días para que el BOTOX® haga efecto.
  • Dependiendo de las áreas tratadas, usted encontrará dificultades para tejer, surcar o levantar las cejas.
  • En las manos de un inyector experto, su apariencia permanecerá natural.
  • El BOTOX®/Dysport puede proporcionar un ligero levantamiento de las cejas caídas.
  • Sus resultados durarán un promedio de 4 meses. Con inyecciones repetidas, el efecto puede durar más tiempo.

Aunque es poco común tener una reacción al BOTOX®, hay algunas cosas que debe tener en cuenta:

  • Es posible que se produzcan moretones leves.
  • El dolor severo después de la inyección es inusual ya que la aguja es muy fina.
  • En casos raros puede ocurrir ptosis de párpados o caída de los mismos. Esta rara complicación puede ser tratada con gotas para los ojos para levantar temporalmente el párpado.

Afortunadamente, el ojo volverá a la normalidad cuando el efecto de la neurotoxina desaparezca. La mejor manera de evitar una mirada “sorprendida” y posibles complicaciones es trabajar con un cirujano plástico certificado para realizarse su tratamiento con toxina botulínica. Los cirujanos plásticos entienden la anatomía de la cara.